Top de alimentos de consumo humano que no debe comer tu gato

Los gatos a diferencia de los humanos y perros, son animales omnívoros que no asimilan muy bien algunos alimentos, adicionalmente, su hígado tiene características que le impide procesar ciertas toxinas por lo que debes ser muy cuidadoso a la hora de darle alimentos de consumo humano ya que puedes llegar a afectar su salud de manera gradual o circunstancial.

Es por eso que en Pet Services Company queremos contarte sobre algunos alimentos que debes evitar darle a tu gato para mantenerlo sano, fuerte y saludable.

Naranjas, aguacates, limones y uvas: Son alimentos que en grandes cantidades pueden afectar el riñón de los peludos, causar malestar físico y diarreas, en el caso del aguacate contiene persina sustancia altamente toxica para los mininos.

Cebolla, ajo, papa, tomate: Contiene tiosulfato, una sustancia que puede llegar a destruir los glóbulos rojos de la mascota y causar anemia, la papa y el tomate contienen solanina, sustancia que puede resultar tóxica para los felinos, es importante tener en cuenta que la nocividad de esta sustancia disminuye cuando esta ha sido cocinada.

Chocolate, café o té: la teobromina que contienen estas sustancias es perjudicial para ellos, ya que puede causar vómitos, diarrea, úlceras, convulsiones y hasta la muerte.

Concentrado canino: el contenido de este concentrado además de que no va a proporcionar los nutrientes necesarios para el animal contiene, taurina o ácido araquidónico lo que puede generar un déficit en la mascota y acarrear problemas de salud.

Sal o azúcar: son alimentos que pueden generar pancreatitis, insuficiencias hepáticas o exceso de insulina, perdida del control, vértigos, afectar la coordinación y provocar letargos.

Leche: aunque es algo que se ha creado como un imaginario, este es un alimento que no debes darle a tu felino, ya que pueden desarrollar intolerancia a la lactosa y problemas gastrointestinales, como una opción para consentirlo puedes darle leche especial para gato o leche deslactosada en pequeñas cantidades.

Pescado: este alimento puede dañar el sistema digestivo de la mascota y si se administra debe ser cocinado y sin sal para evitar inconvenientes de salud.

Recuerda que siempre debes consultar a tu médico veterinario para tener mayor claridad al respecto de lo que puedes darle a tu peludo para evitar afectaciones de salud, en nuestra sección de aliados encuentras un equipo especializado para el cuidado de tu mascota.